Importancia de los jabones naturales

Cuando vamos a comer, cuando salimos del baño, o antes de manipular alimentos, la costumbre y la educación nos dice que tenemos que lavarnos las manos para evitar contraer virus producidos por la suciedad dérmica. La frecuencia de los lavados no es el problema, en cambio, el porcentaje de utilización de algún tipo de elemento limpiador sí que lo es. Una encuesta realizada por una famosa revista de belleza detalla la poca utilización de jabones limpiadores a la hora de lavarnos las manos. La causa más común, además de la “pereza”, es la falta de conocimiento de los beneficios de los jabones. ¿Por qué utilizarlos?

Tampoco nos olvidemos del importante uso que tienen los productos limpiadores sobre la piel facial. Según la encuesta, los jabones son más utilizados por las mujeres y están destinados a la limpieza del cutis. Según los especialistas, no solo es importante utilizar jabón para quitarnos la suciedad de las manos, sino que es esencial utilizar el jabón apropiado para evitar que nuestra piel se reseque. Además, los jabones no sólo se utilizan para las manos, sino que son muy apropiados para el cutis, sobre todo para desmaquillarse o para prevenir espinillas.

Los jabones naturales y artesanales son los más indicados para mantener el PH de la piel, además de mantenerla suave todo el día (dependiendo del número de lavados) Su elaboración casera cumple funciones específicas para nuestra piel, como por ejemplo, hidratarlas en profundidad, mantener los aceites naturales de la piel, o dotarlas de un efecto antioxidante para aumentar la elasticidad de la misma.

Una limpieza adecuada de la piel con jabones naturales, sin químicos irritantes, puede ser la forma más adecuada de prevenir irritaciones y problemas cutáneos como el acné. Pero, ¿qué jabón elegir?.

El jabón de caracol ayuda a regular y mantener el equilibro ácido/graso en la composición natural de la piel. De ahí que se intentaran crear cremas milagrosas con la famosa “baba de caracol”. También puede utilizarse como un exfoliante casero si en su composición se incluyen trocitos del caparazón del propio caracol (previamente testados).

El jabón de avena suele utilizarse normalmente como exfoliante debido a su suavidad y sedosidad, propio para pieles delicadas y sensibles. Para refrescar la piel no hay otro mejor que los jabones cítricos, indicados para pieles grasas. Hidratan y te dejan una sensación de frescor bastante agradable. El jabón de Rosa Mosqueta contiene las mismas propiedades que el aceite: regenera y repara la piel dañada.

El Aloe Vera también está muy cotizada en cuanto al cuidado de la piel. Cicatriza, suaviza, hidrata y nutre la piel para evitar problemas cutáneos, aunque su aspecto es menos estético que el de los demás jabones naturales. Y por último, pero no por ello menos importante, el jabón de Caléndula te suaviza e hidrata y está especialmente indicado para pieles delicadas y secas, bebés y niños.

One Response to Importancia de los jabones naturales

  1. María Isabel dice:

    acabo de descubrir esta página y me ha encantado, se pueden aprender un montón de cosas de vosotros y espero hacerlo, un saludo, :D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>