Monthly Archives: enero 2013

Procesos en el jabón industrial

El jabón, tal como lo conocemos, sufre una serie de procesos y fases desde que se reciben las materias primas hasta que sale a la venta. Vamos a ver una a una las fases del jabón:

  1. Recepción de las materias primas / almacenamiento de las mismas: durante esta fase se recibe el material, osea, las materias primas, que utilizaremos para crear el jabón. Para mantenerlas en buen estado, se almacenan. Es importante anotar los datos del proveedor y la cantidad que hemos recibido, así como las características de los materiales. El almacenamiento suele ser temporal, porque el proceso productivo se inicia con rapidez en estos casos. Para almacenar materias primas líquidas, se utilizan tanques superficiales o subterráneos.
  2. Control de calidad de las materias primas: es tan importante saber qué materiales te han traído como echar un vistazo a la calidad de los mismos. Para la elaboración final de jabón, es necesario mantener un control de calidad de las materias primas, de ello dependerá la calidad del producto final. Son varios los análisis que se llevan a cabo para analizar la calidad de las materias primas, como un análisis del índice de saponificación (sirve para averiguar si la materia grasa ha sido tratada químicamente), del índice de Yodo ( identifica la cantidad de ácidos grasos no saturados presentes en las grasas) o el índice de acidez (muy útil para saber el contenido de ácidos grasos libres)
  3. Dosificar la materia prima para iniciar el proceso de producción / saponificación inicial: la dosificación de las materias te permitirá dividir todos los ingredientes para prepara la cantidad de jabón que desees. La saponificación inicial es el primer proceso que habrá que realizar a la hora de crear jabón. Consiste en convertir un cuerpo graso en jabón (puede hacerse en frío o en caliente). Durante el proceso de saponificación se mezclan todas las materias primas que conforman un jabón (o jabones, dependiendo de la cantidad)
  4. Reposo y enfriado: una vez hecho el proceso de saponificación inicial con su correspondiente mezcla de ingredientes en su justa medida, llega la fase de reposo y enfriado, en la cual se continuará agitando los ingredientes durante 30 minutos antes de dejarlo descansar a temperatura ambiente. Si mantienes la masa en reposo toda la noche, al día siguiente estará fría, y estará compuesta por dos capas: la superior será jabón solidificado, mientras que la capa inferior será glicerina y sal (lejías)
  5. Saponificación final: Una vez purgada la masa de jabón, se enciende el dispositivo de caldeo al vapor para que la masa se vuelva líquida para así poder añadirle la glicerina mientras se agita y se mezcla continuamente. Acto seguido se añade la sal sódica básica (pesada previamente) y se continua mezclando durante 45 minutos.
  6. Secado: Al finalizarse el proceso de saponificación, el producto se envía directamente al tanque de secado, para enfriarlo directamente con ayuda de unos rodillos. En concreto serán seis los rodillos que pasen por encima de la película de jabón, en donde cada rotación será más rápida que la anterior. Finalmente las tiras restantes se elevan por una correa de transición, y caen en una caja. El siguiente paso es cortar las tiras con un cuchillo afilado para darle forma a los jabones. Después se transporta al equipo de mezclado y molienda.
  7. Mezclado y molienda: El jabón no está listo aún. Las tiras de jabón se depositan en una prensa de ocho rodillos de granito, en donde se mezclará y se molerá todo. Es en esta fase en la que se le dota de olor al jabón neutro. Mientras se introducen las tiras de jabón al mezclador, se rocían con aceite o alguna sustancia con olor. También se suele añadir un colorante. Durante el proceso de molienta, las tiras se prensan y se unen y mezclan de forma perfecta. El último rodillo corta el jabón en tiras. Después de un proceso de extrusión en el cual se unen definitivamente las tiras a través de un tornillo y un dado calentados al vapor, se pasa al molde, y finalmente al cortado (en forma de pastillas)

Ya están aquí los jabones de almendras y vainilla

Los jabones no son muy utilizados hoy en día como un hábito. Pero, si el jabón está hecho de vainilla y almendras, la cosa cambia, ¿no? Perfecto para regalar, utilizar o simplemente tenerlo como decoración en el baño. Lo más fácil sería comprar tus propios jabones, pero con la época difícil que estamos pasando, ¿qué mejor que hacerlos tú mismo? No ocupa mucho tiempo y además tendrás la certeza de saber las propiedades del jabón, ¡porque lo has hecho tú! Con el mérito que eso conlleva.

Para empezar a ponernos manos a la obra, necesitaremos los ingredientes. ¿Preparado?

– 1/3 taza de almendras (tienen que ser sin piel)

– 1/4 taza de agua (destilada)

– Aceite de almendras (utilizaremos una gran cucharada)

– Vainilla (en este caso, emplearemos tan solo una cucharadita muy, muy reducida de vainilla)

– 8 gramos de jabón neutro

– Moldes (para darle la forma que quieras al jabón)

Pasos a seguir:

1. Muele las almendras hasta que te quede tan solo una fina capa de polvo.

2. Coge el jabón neutro y pártelo en trozos.

3. Utiliza un recipiente para echar el agua y ponerlo al fuego hasta que empiece a hervir. Una vez llegados al punto de ebullición, baja el fuego y añade los trozos del jabón neutro.

4. Pocos segundos después (no dejes esperar mucho más) retira el recipiente del fuego y añádele las almendras en polvo, el aceite de almendras (la medida detallada en los “Ingredientes) y la vainilla, removiéndolo todo con una cuchara para que se mezcle bien.

5. A continuación, esparce la mezcla del jabón sobre los moldes que hayas escogido y espera unas cinco o seis horas hasta que se solidifique. ¡Y estará listo!

Si quieres darle un toque de color a los jabones, puedes dividirlos en dos recipientes, y añadir en cada uno de ellos el colorante que más te guste.

Saper, innovando cada día

1. Introducción

Hace 2800 años, en la antigua Mesopotamia, los sumerios ya usaban el jabón, hirviendo varios alcalís y reutilizando sus residuos para lavarse. Desde ese momento y a la par que el desarrollo humano, el jabón ha ido evolucionando con todos nosotros. El problema ha sido, que la intensidad en su producción le ha hecho ir despegándose progresivamente de la calidez que en otro tiempo tuvo, y engancharse a la dinámica industrial que le ha marcado la mecanización, y que se ha ido imponiendo a lo largo de los siglos.

Saper ha intentado devolver el jabón a su origen, es decir, ha devuelto los valores que tenía, sólo y exclusivamente Jabón. Sin más, sin aditivos, sin detergentes, totalmente natural, totalmente bello. Han devuelto a la tierra lo que nunca debió salir de ella, intentado volver a lo local, a la pequeña producción, a la pequeña escala, a lo mínimo.

Lo más importante es la calidad y no la cantidad, por ello Saper ha optado por lo estrictamente natural, sin excesos, sacando de la ecuación todo lo artificial.  Siguiendo los pasos de nuestros antepasados,  obtienen los componentes necesarios de fuentes cercanas.

Creemos que todo ese espíritu se refleja en nuestros jabones, creemos que todo eso es Såper.

Además sus productos se caracterizan por la ausencia de ingredientes y conservantes químicos, no contienen perfumes, ni colorantes sintéticos. Los principales ingredientes son de origen vegetal, como es el caso del aceite de oliva virgen extra, el aloe vera y la avena; en el caso de la cera de abeja y la miel son adquiridos en productores locales del entorno más cercano. Para la elaboración de los jabones, utilizan exclusivamente aceites esenciales puros, tanto para dar olor a los jabones, como para aportar las maravillosas propiedades de las esencias, como por ejemplo el efecto calmante de la lavanda, o el estimulante del romero.

Todos los jabones están elaborados, cortados, secados, embalados y etiquetados a mano, uno a uno, en su taller, un espacio lleno de sensaciones en el que se une la tradición y la innovación.

¡Os animo a adentraros en el mundo de la cosmética artesana y natural!

2. Proyecto Såper

Såper es un proyecto de reciente creación, surge en el año 2010 con la idea de crear un pequeño taller artesano, en el que se controle todo el proceso de elaboración de los productos, desde la cuidada selección y adquisición de las materias primas, hasta el diseño y realización de los embalajes y presentaciones en ferias y mercados. Su producción es a pequeña escala, distribuyendo a nivel local. Otorgan gran importancia al contacto directo con las personas porque cada persona es única, tiene distintas necesidades. Estos jabones se adaptan a cada una de ellas.

La tienda-taller se encuentra ubicada en la calle Mayor, 4 de Casa de Uceda, una pequeña localidad de la provincia de Guadalajara. En estos momentos cuenta con una página web con varias secciones, entre ellas el catálogo de jabones, noticias, blog y una tienda virtual para facilitar el acceso a los productos y conocer más sobre ellos.

Página Web: http://www.saper.es/

Tienda virtual:http://www.saper.es/tienda/es/

Admira Cosmetics, cosmética natural online

Admira Cosmetics es la tienda online de cosmética natural líder en España. A través de su sitio web www.admiracosmetics.com, la tienda pone a disposición de sus clientes la más extensa variedad de productos de cosmética natural y cosmética bio certificada, un sector con fuerte crecimiento en el Sur de Europa.

A lo largo de la historia, el mundo de la cosmética se ha ido sofisticando hasta tal punto de producir cosméticos con fórmulas altamente complejas que en muchos casos están destinadas a mejorar el aspecto del producto más que a mejorar la salud de nuestra piel.

¿Necesitamos tanta complejidad para lucir una piel sana y bella?

En Admira Cosmetics, empresa formada en Barcelona en 2010 por un equipo profesional con más de 10 años de experiencia en el sector de la cosmética y la venta online, trabajan para potenciar el sector de la cosmética natural y bio certificada, ofreciendo la mejor información y poniendo al alcance de todo el mundo productos de cosmética de marcas respetuosas con el medio ambiente.

En su tienda online www.admiracosmetics.com se ofrecen más de 1.500 productos para el cuidado personal: cuidado facial, capilar y corporal, jabones naturales, sales de baño, protección solar y maquillaje orgánico. También nos proponen secciones muy completas de cosmética natural para hombre así como para bebés, niños y mamás.

Admira Cosmetics, además de ofrecer a sus usuarios una sección con ideas para regalar cosmética natural y bio certificada, también ofrece sus productos en forma de AdmiraBox. Las AdmiraBox, que gozan de gran aceptación entre sus clientes, son sets de cosmética natural y bio certificada específicamente diseñados para cada tipo de piel y tratamiento específico: anti-edad, celulitis, estrías, acné, … Comprar en Admira Cosmetics tus productos de siempre te permite también conocer las novedades internacionales y locales a través de las muestras que se envían en todos los pedidos.

Admira Cosmetics es una gran oportunidad para los pequeños productores de cosmética natural, ya que con el objetivo de difundir las virtudes de los productos cien por cien naturales, Admira Cosmetics comercializa también sus productos junto a marcas internacionales ya consolidadas en el mercado.