Monthly Archives: junio 2013

Jabón casero ecológico y medicinal, ¿te animas?

Todos sabemos la importancia que está recobrando ahora mismo el cuidado del medio ambiente. Y desde Jabones.biz queremos plantearos la posibilidad de contribuir con la causa ecológica fabricando jabones naturales no solo caseros, sino además ecológicos, para así conservar nuestro medio ambiente. Son ya muchas las empresas de cosméticos que han optado por trabajar sus productos sin la necesidad de testarlos con animales, como por ejemplo Lush.

Para fabricar jabones caseros ecológicos necesitarás estos ingredientes. Toma nota y ¡manos a la obra!

Lo primero y más básico será el jabón base. Para fabricarlo se necesitará agua destilada, sosa cáustica (si puede ser de la marca El bosque verde, mejor. Son muy ecológicos) y aceite de oliva.

Aproximadamente utilizaremos 190 gramos de agua destilada, 80 gramos de sosa cáustica y 600 gramos de aceite.

Con esta mezcla obtendremos el jabón base, pero para enriquecerlo y dotarle de olores y colores, podemos añadirle complementos nutricionales o ecológicos que encontrarás en tiendas dietéticas o naturalistas. En mi caso utilizaré alga spirulina, alcaravea y cúrcuma. En el primer caso, emplearé solo un comprimido, en los otros dos me serviré de una cucharada como medida.

Los aceites para darle ese aroma especial van a ser el aceite esencial de sándalo, y el aceite esencial de jazmín (15 mililitros cada uno)

Como siempre, es importante preservar la propia seguridad, por lo que será necesaria la utilización de guantes y una mascarilla. Los utensilios a emplear serán una jarra (puede ser de cristal o plástico) que pueda soportar altas temperaturas, envases amplios de plástico, cucharas, una de madera, y un termómetro de cocina.

Cómo vamos a elaborarlo:

En primer lugar, echaremos el agua destilada en la jarra previamente escogida, y disolveremos la sosa cáustica en ella. Hay que tomar precauciones para que la reacción química no afecte a nuestra piel, pues es muy dañina. Por eso es importante usar guantes y mascarilla. Lo segundo que haremos será calentar el aceite en un cazo. La temperatura de la sosa y del aceite deberán asemejarse mucho, para que no haya contrastes, más o menos deberían tener unos 40 grados centígrados (104º farenheit) Posteriormente mezclaremos tanto el aceite como el agua y la sosa en una botella de 5 litros a poder ser, previamente seleccionada, mezclando ambas.

Si tienes batidora te ahorrarás mucho trabajo. Utilízala para batir la mezcla a mínima potencia durante treinta segundos, haciendo círculos en la misma dirección. Posteriormente incrementaremos un poco la velocidad durante un minuto. Y ya pasado ese tiempo, volvemos a aumentar la velocidad durante un minuto más. Cuando ya hayamos alcanzado este período de tiempo, aumentaremos la velocidad a la máxima posible y batimos durante 3 minutos. La textura resultante de la mezcla debería ser espesa, próxima a las natillas. Para hacer dos tipos de jabón, verteremos la mitad de esta mezcla en un recipiente, y la otra mitad en un recipiente diferente.

En uno de los recipientes haremos jabón de spirulina y alcaravea. Añadimos los trocitos de spirulina (machacada previamente en un mortero) y la cucharada sopera de alcaravea, más los 15 milímetros de aceite esencial de sándalo. Lo mezclamos todo y ya tenemos una tipología de jabón.

Para el jabón de cúrcuma, añadiremos en el otro recipiente restante una cucharada de cúrcuma y 15 mililitros del aceiten esencial de sándalo.

Posteriormente añadiremos ambos jabones a los moldes y lo dejaremos enfriar a temperatura ambiente durante todo un día. Cuando ya estén listos, podemos decorarlos a placer, pero es necesario esperar al menos 30 días antes de su utilización.

Los mejores productos si te vas de viaje

¿Qué son los toothy tabs? Es lo más revolucionario en cuanto a higiene bucal se refiere. Son unas pastillas aromáticas que además limpian los dientes. Es una de las novedades que nos trae Lush para esos días de viaje en los que no te apetece nada cargar con peso extra, como por ejemplo, pastas de diente que sabes que tendrán que ir en la maleta por su contenido. Estas pastillas entran perfectamente en el bolso y son muy útiles para cualquier ocasión.

En cuanto a los champús, se lleva mucho las pastillas de champú diseñadas también para esas maletas ligeras de peso, como por ejemplo, pastillas de champú con frescor oceánico incorporado, color azul, ese toque veraniego que tanto nos gusta. Este tipo de champús contiene algas suavizantes que, fundidas con el nori japonés y el musgo irlandés, forman un resultado vitamínico perfecto para el cuidado del cabello. Además de aportar volumen, contiene limón que aumenta el brillo del pelo y el olor que desprende es el de jazmín, mimosa y azahar.

Los demás complementos de higiene femenina también vienen en formato sólido para evitar tener que meterlos en la maleta cuando bien podríamos acceder a ellos desde nuestro bolso de mano. Las pastillas de serum no sirven para otras cosa que para hidratar las manos cuando ves que ya están muy secas. Hay muchos jabones naturales que cumplen con esta función, pero si no quieres cargarte demasiado puedes optar por esta crema sólida, o directamente por una pastilla de jabón que emplear cuando estés en un baño.

Los tónicos para la cara suelen ser todos líquidos, pero siguiendo la tradición que he estipulado al principio de este post, te traigo el mejor tónico…sólido. También apto para bolsos y carteras, con este tónico natural tendrás los mejores aceites hidratantes en una sola pieza. Para utilizar el tónico, será necesario dejar que se derrita en agua caliente.

Si creías que no era posible, sí, existen perfumes sólidos. En barra, concretamente. Lush Cosmetics se ha encargado de enseñárselos al mundo. Este perfume concretamente tiene una mezcla de naranja, pino, limón y elemí. Exótico para todo tipo de bolsos, ¡ y de mujeres!

 

Si te vas de viaje no te olvides de llevarte los jabones naturales para el cuidado de las manos y la cara, ya sea para desmaquillarte como para hidratarte la piel, cuidar alguna erupción cutánea o algún otro tipo de problema de piel. No importa. Con la cantidad de jabones que hemos analizado minuciosamente, podrás hacerte los jabones que quieras, de todos los tamaños, colores y olores, para todos los gustos. Recuerda, a la hora de viajar es mejor optar por lo simple, y los jabones naturales son la elección más natural de todas.