Monthly Archives: abril 2014

Jabones decorativos

Cuando se acercan cumpleaños, aniversarios, navidades, graduaciones…cualquier evento en el que hay que comprar algún detalle pero nunca se nos ocurre el qué comenzamos una batalla interna que termina comprado 5 cajas de bombones idénticas.

Una buena opción, además de ser original, personal y económica, es la creación de nuestros propios jabones decorativos.

Los jabones ya no son solo complementos de baño que esconder en las duchas, ahora tener jabones bonitos decorando tu lavamanos hacen que tu aseo tenga cierto estilo, por eso cada vez más tiendas o perfumerías se han sumado a la moda de los jabones decorativos y los exponen de mil y un formas diferentes.

Hacer tus propios jabones no es difícil. Tan solo necesitas una barra de jabón 100% de glicerina.

Esta clase de jabón suele ser de color transparente, es 100% natural y además de limpiar las pieles grasas, es muy usado cuando se tiene mucho acné, hidrata la piel. Su composición hace que además de hidratar, deje la piel suave y tersa.  No tiene ningún componente sintético por tanto no es específica para ningún tipo de piel y no daña.

Una vez que tienes el jabón de glicerina, tienes que cortarlo en cuadraditos pequeños y ponerlos en un recipiente que puedas poner en el microondas. Acuérdate, nada que tenga papel de aluminio o vajilla pintada a mano porque algunas pinturas contienen metal y el metal es un material nada recomendado para las ondas que produce el microondas.

Una vez que tienes los cuadrados de jabón y el recipiente, puede ser perfectamente un baso, lo metes en el microondas y lo pones unos segundos, pero no muchos, tan solo para que se derrita. Tienes que tener en cuenta la potencia de tu microondas, muchas veces con 5 segundos son suficientes pero otras veces necesitas hasta 10 segundos para que el jabón se derrita.

Es mejor esta revisando su proceso y no dejarlo mucho tiempo. Nunca puede llegar al límite en el que el jabón hierve y provoca espuma, si llega a ese estado es posible que se hayan perdido algunas propiedades de la glicerina.

Además del jabón ya derretido necesitas colorantes vegetales y esencias para darle el aroma.

Hacer jabones decorativos es como hacer pasteles, también se necesitan los modeles, pueden ser perfectamente moldes para galletas.

Es muy probable que al jabón derretido le saliese una capa muy parecida a la nata por encima, no te preocupes, es normal, tan solo revuelve y quítasela.

Al añadir los colorantes vegetales tienes que ser rápida, o rápido, porque el jabón se enfría con mucha facilidad y se endurece, por tanto el color no se impregna bien. Intenta añadir el color lo más rápido posible y revuelve para que quede un color homogéneo.

Si quieres que tus jabones tengan un toque brillante, como por ejemplo purpurina, o pequeños detalles como diamantitos, añadelos antes al molde. Extiende esos pequeños detalles en el molde para que cuando vuelves la mezcla del jabón sobre ellos queden totalmente integrados en el líquido.

Hay que tener en cuenta, antes de de volcar el jabón, que tienes que hacerlo de una forma suave para evitar crear burbujas y que el tacto sea diferente en las diferentes zonas del jabón.

Si ha sido demasiado rápido y han salido esas pequeñas burbujas no hay de que alarmarse, con un vaporizador y un poco de alcohol desaparecen. Echas un poco en la zona afectada y como nueva.

El siguiente paso viene de la mano de tu imaginación. Es el momento en el que haces los modelos o dibujos a tus jabones personalizados.

Tienes que esperar a que el jabón esté tibio y a temperatura ambiente para poder guardarlo en tu congelador durante 10 o 15 minutos.

La espera nunca es tan larga pero al fin tendrás tus jabones listos. Solo tienes que despegarlos de los moldes de galletas con cuidado de no despegar los detalles que le añadiste o las figuras de los moldes.

Una vez que tus jabones están listos es recomendable que los envuelvas en papel transparente de cocina y así no perderán propiedades.

Crear jabones es una buena opción cuando no sabes que regalar, tan solo tienes que atender a los detalles cuando ya has creado el jabón, por ejemplo, una caja bonita, con los jabones y un bonito lazo, otra opción cuando te encuentres en la espiral viciosa de no encontrar el regalo perfecto.