Monthly Archives: mayo 2014

Pelo saludable con jabones naturales

El jabón no se destina a uso personal hasta el siglo XVIII

El jabón no se destina a uso personal hasta el siglo XVIII

Para las personas que no pueden estar quietas con su pelo, que abusan de secador, placha de alisado, tenacillas, productos para rizar, o todo lo contrario, productos para alisar de manera tan exagerada el pelo que parezca una tabla de planchar o simplemente para aquellas personas que les gusta tener toda la paleta de colores del arco iris en su pelo, es importante que tengan en cuenta que no todos los jabones son recomendables.

Es importante que un abuso de todos los productos que he mencionado antes provoca que nuestro pelo pierda pH, brillo, hidratación… es decir, poco a poco vamos quemando y quitando la vida de nuestro pelo.

Tenemos que tener un cuidado especial para que todos los daños y torturas que le hacemos. Normalmente creemos que si nos lavamos el pelo todos los días con jabones espaciales comprados en los supermercados nos servirá en cuestión de pocos meses nuestro pelo volverá a lucir con brillo y suavidad propio de un pelo sano, pero realmente lo único que provocamos es que nuestro pelo quede aún más perjudicado.

No todos, pero la mayor parte de, de los jabones que solos usar para el cuidado de nuestro cabello suelen tener químicos que provocan que el aceite que tenemos en cada pelo que cubre nuestra cabecita loca se elimine.

No lo malinterpreteis, no es malo lavarse el pelo con esa clase de jabones, es más, esa clase de jabones son buenos para eliminar al grasa del pelo que se crea por suciedad al comienzo de la raíz pero no es nada bueno si por ejemplo te has hecho una decoloración de tu pelo largo, sedoso y negro como la noche a un rubio más platino que el pelo de la barbie.

A pelo desesperado, medidas desesperadas. Es hora de crear tu propio jabón para tu pelo y así sabes que es con total seguridad que es lo que te echas en la cabeza.

Para crear este jabón natural necesitas 1/4 de taza de jabón líquido de Castilla, que está compuesto por agua, un elemento clave para hidratar tu cabello, sosa y aceite de oliva. Una botella de 454 ml; dos cucharadas de gel de aloe vera y dos cucharadas de aceite. También necesitaremos esencias para darle olor y glicerina vegetal pura.

Se pueden usar muchas variedades de aceite, como el aceite de almendra, el de oliva, verduras, coco, aguacate…eso está dentro del gusto del consumidor, como opinión personal, el aceite de coco o almendras deja un olor y tacto realmente muy agradable al usarlo en esta clase de mezclas para crear jabones, todo es probar hasta encontrar el mejor aceite que concuerda con tus gustos.

Para empezar con la creación de nuestro jabón tenemos que verter el 1/4 de taza de jabón líquido de Castilla en la botella. Una vez que hicimos esto, le añadimos las dos cucharadas de gel de aloe vera en la botella y también las dos cucharadas de de aceite.

Una vez que tenemos todo mezclado en nuestra botella de 454 cl le añadimos también dos o tres gotas de aceite esencial, esto nos ayudará aún más a definir el olor que queremos que tenga nuestro jabón casero para pelo dañado o seco.

Una vez que tenemos todo esto en nuestra botella es hora de mezclar.

Agitamos la botella con mucha fuerza para que todos los ingredientes queden bien mezclados.

Una vez que vemos que todo ha quedado totalmente unido en una mezcla homogénea le añadimos la glicerina pura. Puedes añadir tanta glicerina como quieras, esta en tu gusto y en tu mano decidir como de consistente quieres tu jabón. Cada cucharada de glicerina que le añadas a tu jabón te recomiendo que cierres la botella y la agites para ver bien la mezcla y saber bien si necesitas añadir más o no.

Y listo, tu nuevo jabón para tu pelo dañado esta listo.

Recuerda que no es sano lavarse el pelo todos los días, si te lo lavas cada dos y usas este jabón tu pelo volverá a recuperar el brillo y su suavidad.

Tipos de piel, tipos de jabones

jab

El dicho de “cada uno es un mundo” es totalmente aplicable si hablamos de jabones.

Existe una gran variedad de jabones y cada uno de ellos está compuesto por diferentes elementos que hacen que esta clase de jabones ofrezcan determinados usos para las diferentes personas que hay.

Un jabón, para empezar por el principio, es un elemento de higiene personal que hay en todos los hogares del mundo y por partida doble. Los encontramos en la cocina, en el baño, como decoración…Vamos, que todos sabemos lo que es un jabón, para que se utiliza y donde suele estar.

El jabón es un lo que se obtiene de una reacción entre una base química ácali y un ácido graso, uno de los más populares es el aceite de coco.

Como ya dije antes, hay tantos jabones como personas y sus usos varían.

Para poder saber cual es el jabón ideal para nuestra piel tenemos que saber cuantos jabones existen y sus diferentes propiedades pero teniendo en cuenta que una de las características más importantes para usar el jabón correcto es que tiene que tener un pH similar al de nuestra piel.

El pH de la piel es una sustancia que nos dice cuanta cantidad de acidez o suavidad tenemos en la piel. Así podemos explicar porque una persona tiene la piel como el culito de un bebe o es muy áspera.

Existen los jabones comunes. Son los más conocidos por nosotros; son sólidos y espumosos. Normalmente se usa sebo graso y sodio o potasio para hacer esta clase de jabones y son muy comunes para lavarnos el pelo o cualquier tipo de piel.

Cuando te haces un tatuaje o un pendiente suelen decir que laves la zona de alrededor con jabón neutro ya que es mas sencillo que esta clase de jabones no provoquen ninguna irritación porque son “permitidos” para todo tipo de pieles.

Existen también los jabones humectantes que están compuestos por aceites vegetales, cremas y grasas. Al contener grasas es totalmente lógico que suelan estar recomendados para las personas que tienen la piel muy seca o dañada.

Para las personas que tengan la piel sensible los jabones suaves son los más indicados para ellas. Están hechos por una composición que combina aguas termales.

Estos jabones son muy populares en la higiene de un bebe porque limpia pero no ataca de forma tan directa a la piel. No quiero decir que el resto de jabones ataque la piel pero para aquellas personas, como los bebes, que tienen una piel muy sensible es importante respetar el manto hidrolipídico, es más conocido como el manto ácido, que es la capa más externa de la piel y es donde están ácidos grasos, sudor y agua que hace que se regule el pH y se proteja de que se creen hongos y bacterias.

Los jabones dermatológicos tienen unos elementos de limpieza sintéticos y suaves a los que además añaden componentes vegetales. Es muy común en el uso de los adolescentes para cerrar esos malditos poros que siempre salen en la nariz.

Los jabones de glicerina son los los jabones que más se recomiendan en todos los casos de pieles grasas. Además de usarlo solo las personas con piel grasa, las personas que tienen piel sensible pueden usarlo porque la glicerina es suave y se adapta a la suavidad de la persona.

Otro de los beneficios de estos jabones viene directo para las personas que tienen trastornos en la piel, como ezcemas o psoriasis, en su nivel más bajo ya que un nivel alto necesita un jabón especializado como veremos más adelante, ya que su composición reduce el malestar y los picores.

Hay una clase de jabones que son recetados por un medico, los jabones terapéuticos y son jabones que están creados específicamente para combatir enfermedades de la piel como la micosis cutánea. Estos jabones hacen una limpieza muy profunda del cutis y por eso solo son para personas que realmente los necesiten ya que un uso indebido de estos jabones puede provocar una reacción totalmente contraria a lo que se espera, que suele ser una limpieza máxima.

Hay otras variedades como el jabón de leche que tiene propiedades para combatir las arrugas, el jabón de avena, que ayuda al proceso de cicatrización de las heridas o el jabón de concha de nácar que ayuda a reducir las manchas de la piel…

Hay que saber que clase de piel se tiene para saber que jabón usar ya que el uso correcto del jabón correcto puede prevenir mucho en tu piel.