Monthly Archives: noviembre 2014

Decorar jabones con la técnica del découpage

Ahora que ya sabemos cómo hacer nuestros propios jabones naturales, hoy os proponemos una técnica muy sencilla y muy resultona para decorarlos. Así podremos crear diferentes modelos de jabones para que puedan combinar con nuestros baños, lavaderos o personalizarlos para regalar a nuestras amistades.

Esta técnica decorativa tiene su origen en la Europa de la Edad Media. El término découpage, de origen francés, significa recortar. Se trata de una técnica que usa como base papeles impresos o telas que se pegan sobre soportes varios como maderas, cerámicas, velas, vidrios, lozas, cartones o jabones. Se persigue que el resultado final simule una pintura hecha a mano, utilizando técnicas de patinado y barnizado.

Los utensilios básicos que vamos a necesitar son:

  • Pastillas de jabón
  • Servilletas decorativas
  • Un cúter o cuchillo afilado
  • Lija de grano extrafino
  • Cola blanca diluida con agua o gel medium especial para el decoupage con servilletas
  • Un pincel blando
  • Barniz vitral transpartente

El gel medium especial para decoupage y el barniz vitral incoloro los podemos encontrar fácilmente en cualquier tienda de manualidades, así como la lija de grano extrafino, de 1500, 1800 o 2400.

Para comenzar, necesitamos nuestra pastilla de jabón natural. Con la ayuda de un cúter o un cuchillo bien afilado iremos tallando el jabón para darle la forma que prefiramos y perfeccionando el acabado. Por ejemplo, podremos redondear los bordes o ir eliminando partes hasta dejar una pastilla redonda. Para dejar un mejor acabado, lijaremos bien la superficie y los bordes con la lija de grano extrafino.

tallar jabon

A continuación, tendremos que elegir el motivo decorativo de la servilleta que vayamos a estampar en nuestra pastilla de jabón. Normalmente, las servilletas tienen varias capas, así que lo primero que tendremos que hacer es separar las capas y quedarnos con la que tiene la tinta impresa. Para recortar nuestro motivo decorativo no usaremos las tijeras, sino que emplearemos la técnica de recorte “a pellizco”, es decir, pellizcaremos un pliegue de la servilleta cercano a nuestro dibujo e iremos, poco a poco y con cuidado, recortando el motivo, procurando dejar un pequeño borde de unos milímetros a su alrededor para no apurar el dibujo y correr el riesgo de dañarlo.

Con el jabón bien lijado y preparado, dispondremos nuestro motivo decorativo sobre la parte de la superficie que hayamos elegido para pegarlo. A continuación, lo pegaremos usando la cola blanca diluida en agua o el gel medium especial para el decoupage con servilletas sobre jabón. Nos ayudaremos de un pincel blando para su pegado. En este paso tendremos que ser mañosos y cuidadosos para evitar que queden arruguitas en la servilleta. Como truco, y para evitar que se nos queden pegados los dedos y dañemos el papel, podemos ayudarnos de un trozo de film transparente para alisar el papel de servilleta. Dejaremos secar alrededor de una hora.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Aunque con cola blanca diluida en agua también se puede hacer, si tenemos la oportunidad de usar el gel medium especial para decoupage, el resultado será mucho mejor. Se trata de una sustancia acrílica cuya función es ampliar la capacidad técnica de las pinturas acrílicas. Sin embargo, en este caso lo que hace es atrapar la tinta de la imagen para dejarla totalmente pegada en nuestro soporte. Además, este gel también actúa como barniz, dando un acabado más bonito y duradero a nuestro jabón.

Si hemos preferido usar la cola blanca diluida en agua, tendremos que dar una capa de barniz vitral para el acabado. De este modo, nuestro motivo decorativo quedará perfectamente fijado, lucirá un acabado brillante y durará por más tiempo el efecto decoupage.

Como véis, se trata de una técnica muy sencilla que nos permitirá decorar nuestros jabones caseros y hacerlos únicos y especiales, una manualidad que podemos hacer perfectamente con los más pequeños. Además, ahora que se acercan ya las Navidades, puede ser una idea estupenda para regalar. Solamente tendremos que comprar un cestito de mimbre, pintarlo o decorarlo y llenarlo de jabones caseros decorados con decoupage para regalar a nuestros familiares y amigos. Un detalle bonito, único y especial.

En este post nos hemos centrado en el decoupage sobre jabón, sin embargo, esta técnica se puede usar sobre todo tipo de superficies. Aplicando los productos especiales para cada una de ellas podremos decorar platos, ceniceros, cajitas de madera o de cartón, textiles, collares, pendientes… Las posibilidades son infinitas, así que anímate con el decoupage y personaliza tus objetos!

decoupage

LUSH inaugura su exclusivo Spa en Madrid

Ya hemos hablado en otras ocasiones de LUSH y de sus productos y cosmésticos naturales. Como sabréis, LUSH – Coméstica Fresca Hecha a Mano lleva más de 13 años fabricando y comercializando productos frescos y hechos a mano. Desarrollan una política verde centrada en la ecología y la sostenibilidad, no sólo en la producción, sino también en el envasado de sus cosmésticos. De este modo, procuran fabricar productos sólidos para poder minimizar el impacto del packaging y de los conservantes necesarios. Como ellos mismos afirman, “la mayoría (de sus comésticos) no lleva nada de nada. Van desnudos, liberando deliciosas fragancias que inundan nuestras tiendas de aromas”.

LUSH SPA Madrid

Spa04

En esta ocasión, os vamos a hablar de su última incorporación, el exclusivo LUSH SPA que inauguran este mes de Noviembre en la madrileña calle del Carmen. Se trata de un espacio de 200 metros cuadrados repartidos en dos plantas, con cuatro salas de tratamiento, una de ellas doble para poder disfrutar de esta experiencia en pareja. Todos estos ambientes albergan los protocolos más sensoriales, innovadores y creativos hasta ahora vistos y sentidos. Cada detalle está pensado al máximo. Podremos ver jarras de leche repletas de flores silvestres, tazas de té vintage, librerías de madera reciclada revestidas de libros y cuentos antiguos… De este modo, LUSH ha conseguido crear un ambiente que invita a la serenidad y que nos alejará del bullicio de la vida cotidiana, para que así puedas vivir una experiencia inolvidable. Su inspiración proviene de la campiña inglesa, de influencias tan diversas como el canto de los pájaros, la música tradicional inglesa, el mar, el típico aroma de un jardín inglés y la reconfortante taza de té en una agradable cocina de una casa de campo…Ya lo estáis imaginando ¿verdad?

Además, la música es clave en este SPA tan exclusivo. Cada tratamiento tiene su propia banda sonora terapéutica e innovadora que combina música, con sonidos de la naturaleza de la campiña de Dorset, cuna original de la marca LUSH. Esta música tan especial es el resultado de la colaboración entre Mark Constantine, co-fundador de LUSH y el productor discográfico y músico nominado a los Grammy, Simon Emmerson y su banda de folk.

Quería hacer algo que representara la cultura de vanguardia inglesa pero que estuviera arraigado en el pasado y en la tradición”, explica Simon Emmerson, “así que pensamos en hacer una inmersión profunda en lo inglés, y qué mejor manera de hacerlo que con el canto de los pájaros… su canto te transporta al origen de los sonidos, cuando no existía la contaminación sonora”

La carta de LUSH SPA para tratar cuerpo y mente está compuesta por una selección de ocho tratamientos estimulantes, calmantes, reconfortantes y evocadores. Siguiendo su principio de “fresco y hecho a mano”, todos los tratamientos del spa se realizan con productos llenos de ingredientes frescos, mantecas y aceites para calmar, suavizar y estimular.

El más exclusivo se llama “Synaesthesia”, cuesta 150€ y se trata de un masaje sinestésico de 80 minutos que reinventa el tratamiento holístico de cuerpo entero. Basándose en este principio, el masaje combina una música exclusiva y una delicada fragancia que, acompañado de suaves palabras, nos llevará a un viaje por el subconsciente y nos tranformará completamente.

Taylor Made” es un profundo masaje muscular de 30 – 40 minutos que se centra en zonas específicas con problemas, alivia nuestros músculos doloridos y nos deja en un estado de total relajación. Este masaje, deshace los nudos de tensión acumulados en los músuclos a través de diversos puntos de presión en el cuerpo, acompañado de relajantes y exclusivos sonidos rústicos que ayudan a que el ambiete y el tratamiento acabe con nuestras tensiones. El precio por sesión es de 60€.

Treatment room

Por su parte, “The Comforter” es una sesión de los más apetecible. Se trata de un tratamiento corporal completamente relajante en donde nos introducimos en un edredón cálido y acogedor. Se nos aplica un recubrimiento exfoliante de chocolate caliente para darnos un masaje con aroma de rosa que nos dejará rejuvenecidos y con la piel profundamente nutrida. Consiste en un masaje rítmico acompañado de música a medida que ayudará a que nos despejemos mientras el aroma floral de las burbujas llena la estancia. Su precio: 90€ / sesión.

The Good Hour”, como su propio nombre indica, nos hará disfrutar de más de una hora de tratamiento en donde nos ayudarán a eliminar la tensión muscular, el cansancio mental y el estrés acumulado a través de un masaje por todo el tejido muscular de nuestro cuerpo. Como en todos los tratamientos de LUSH SPA, la sesión irá acompañada de música marinera exclusiva que ayudará a que nos transportemos al mar y a sus sonidos. La sesión cuesta 110€.

La meditación también está presente en estos tratamientos. “The Sound Bath” (85€) combina una sesión de meditación profunda, acompañada de velas aromáticas y cuencos tibetanos, con un masaje facial que logran que sintamos sosiego y estemos en paz con el mundo que nos rodea.

Como bien sabemos, existen diversos puntos en nuestro cuerpo que tienen la capacidad de relajar nuestro sistema nervioso. El tratamiento “The Spell” (75€) se centra precisamente en estos puntos reflejos. Durante 60 minutos estimularán estos puntos, sobre todo en pies y cabeza, logrando proporcionarnos una profunda sensación de relajación.

Por último, LUSH nos ofrece el “Validation Facial”, un tratamiento de 60 minutos centrado en aportar frescura y revitalizar nuestra cara. Además, disfrutaremos de una sesión de asesoramiento personalizada con especialistas del centro que nos ayudarán a descubrir qué productos son los más adecuados para nuestro tipo de piel y nuestro estilo de vida. Su precio es de 90€ por sesión.

¿A qué estáis esperando para disfrutar de estos tratamientos exclusivos?

Lush Spa Madrid

Calle del Carmen, 24

Teléfono: 91 532 76 67

Cómo hacer champú casero de Aloe Vera

Seguro que todos conocemos algunas de las muchas propiedades que la planta de alove vera tiene para nuestra piel (alivio de quemaduras y heridas, hidratación…). Hoy os proponemos elaborar un champú casero de aloe vera a partir de jabón natural casero ¿Os animáis?

gel_aloe_vera

La planta de Aloe Vera

El Aloe Vera, también conocido como sábila o acíbar en España, ha sido utilizado, al menos, desde la época egipcia (c.IV milenio aC), como bien reflejan los bajorrelieves de algunos de los templos conservados hoy en día. Se dice que Cleopatra lo usaba en sus tratamientos de belleza y que los griegos la utilizaban como remedio para un montón de afecciones cutáneas, insomnio, transtornos digestivos, calvicie…

Actualmente se conocen y se cultivan muchas variedades de aloe, pero el que más propiedades posee es el aloe vera. Se caracteriza por sus capacidades anti-bacterianas, anti-hongos, anti-virales y antioxidantes, además de sus propias vitaminas y minerales.

Sus aplicaciones son muy numerosas y los méotodos de uso muy sencillos. El método más común es la aplicación directa del gel de sus hojas. Además, es muy fácil de elaborar geles y aceites para su masajes, cremas naturales, jabones, etc.

Ayuda a la reparación de afecciones cutáneas tales como eccemas, psoriasis, acné o la rosácea. En heridas, quemaduras y ampollas, calma rápidamente el escozor y picor. También alivia los herpes labiales y genitales, el pie de atleta y otros hongos. Y después de la depilación, ayuda a calmar la piel además de ofrecer una hidratación extra.

Con respecto al cabello, se dice que ayuda a mejorar la sensación de picor que a veces podemos tener, así como la caspa, además de estimular y fortalecer el crecimiento de nuestro pelo. Por eso, hoy os traemos una receta muy fácil para elaborar un champú casero de aloe vera, usando además como base nuestro propio jabón natural.

Champú de aloe vera natural

Mantener un cabello limpio, cuidado y brillante cada vez es más difícil. Factores como el estrés, la mala alimentación y los malos hábitos hacen que nuestro pelo, así como nuestro organismo en general, se debilite y se vuelva quebradizo y apagado. Además, el abuso de los componentes sintéticos y químicos en los productos de cuidado e higiene personal ha provocado que estos síntomas que hemos comentado aparezcan antes y con mayor frecuencia. Por eso, cada vez es más común encontrar a gente que se preocupa por usar productos ecológicos, naturales o sin aditivos, así que esta recete que os proponemos es estupenda si queréis empezar a cuidar vuestro cabello usando productos naturales y hechos por vosotros.

pelo_sano_champu_aloevera

Los ingredientes que vas a necesitar son:

  • 70 gramos de jabón natural rallado
  • 2 tazas de agua
  • El gel de 2 hojas de aloe vera de aproximadamente 20 cm de longitud
  • El zumo de 1 limón
  • Colorante vegetal, opcional
  • Aceite esencial del olor que prefieras
  • 2 cucharadas soperas de glicerina, opcional
  • 1 cucharada de Laurilsulfato tritanolamina. Opcional, es para hacer espuma

Los utensilios que necesitarás son:

  • Una cacerola
  • El vaso de la licuadora
  • Una cuchara de madera
  • Un embudo
  • Una botella o frasco de plástico, con tapón, para su envase (500ml)

Los ingredientes opcionales ayudan a que nuestro champú haga espuma por eso no pasará nada si no los incluimos. De todas formas, en cualquier herboristería o tienda de productos naturales podremos encontrarlos sin problemas.

Para empezar, pondremos a calentar una taza y media de agua en la cazuela que hayamos elegido. Cuando llegue a ebullición, añadiremos los 70 gramos de jabón natural rallado y removeremos con la cuchara hasta que se disuelva y se transforme en una mezcla homogénea, aproximadamente en unos 10 minutos.

Cuando la mezcla esté homogénea, apagaremos el fuego y retiraremos. En este momento, añadiremos el laurilsulfato y la glicerina, para conseguir ese efecto espumoso, y removeremos con la cuchara hasta que quede todo bien mezclado.

Por otro lado, en el vaso de la licuadora, añadiremos el gel de las hojas de aloe vera. Para extraerlo, es muy sencillo: sólo tendréis que cortar los laterales de las hojas con un cuchillo, separar las dos cortezas y raspar toda la pulpa del interior. A continuación añadiremos la media taza de agua que nos queda y el zumo de limón. Licuamos todo junto.

Para terminar, tendremos que añadir el licuado de aloe vera, agua y gel a la mezcla de jabón natural, laurilsulfato y glicerina, poco a poco y siempre removiendo con la cuchara para que se integre todo bien. Éste también será el momento de añadir el aceite esencial y el colorante vegetal que hayamos elegido.

Cuando todos los ingredientes estén perfectamente integrados y formen una mezcla homogénea, podremos ya envasar nuestro champú natural de aloe vera. Para ello nos ayudaremos del embudo. Para su conservación recomendamos un lugar fresco y seco. Puede aguantar en perfecto estado hasta tres meses.

Si la mezcla hubiera quedado demasiado espesa o nos gustase más líquida, podremos rebajarla en el momento que mezclamos el gel de aloe vera, el zumo de limón y el agua, aumentando la cantidad de esta última.

Fácil ¿verdad? Pues no os lo penséis más y poneos manos a la obra! Aprovechad vuestros jabones naturales caseros y las propiedades del aloe vera para conseguir un pelo sano, cuidado y brillante