Tag Archives: tipos de jabones

Tipos de piel, tipos de jabones

jab

El dicho de “cada uno es un mundo” es totalmente aplicable si hablamos de jabones.

Existe una gran variedad de jabones y cada uno de ellos está compuesto por diferentes elementos que hacen que esta clase de jabones ofrezcan determinados usos para las diferentes personas que hay.

Un jabón, para empezar por el principio, es un elemento de higiene personal que hay en todos los hogares del mundo y por partida doble. Los encontramos en la cocina, en el baño, como decoración…Vamos, que todos sabemos lo que es un jabón, para que se utiliza y donde suele estar.

El jabón es un lo que se obtiene de una reacción entre una base química ácali y un ácido graso, uno de los más populares es el aceite de coco.

Como ya dije antes, hay tantos jabones como personas y sus usos varían.

Para poder saber cual es el jabón ideal para nuestra piel tenemos que saber cuantos jabones existen y sus diferentes propiedades pero teniendo en cuenta que una de las características más importantes para usar el jabón correcto es que tiene que tener un pH similar al de nuestra piel.

El pH de la piel es una sustancia que nos dice cuanta cantidad de acidez o suavidad tenemos en la piel. Así podemos explicar porque una persona tiene la piel como el culito de un bebe o es muy áspera.

Existen los jabones comunes. Son los más conocidos por nosotros; son sólidos y espumosos. Normalmente se usa sebo graso y sodio o potasio para hacer esta clase de jabones y son muy comunes para lavarnos el pelo o cualquier tipo de piel.

Cuando te haces un tatuaje o un pendiente suelen decir que laves la zona de alrededor con jabón neutro ya que es mas sencillo que esta clase de jabones no provoquen ninguna irritación porque son “permitidos” para todo tipo de pieles.

Existen también los jabones humectantes que están compuestos por aceites vegetales, cremas y grasas. Al contener grasas es totalmente lógico que suelan estar recomendados para las personas que tienen la piel muy seca o dañada.

Para las personas que tengan la piel sensible los jabones suaves son los más indicados para ellas. Están hechos por una composición que combina aguas termales.

Estos jabones son muy populares en la higiene de un bebe porque limpia pero no ataca de forma tan directa a la piel. No quiero decir que el resto de jabones ataque la piel pero para aquellas personas, como los bebes, que tienen una piel muy sensible es importante respetar el manto hidrolipídico, es más conocido como el manto ácido, que es la capa más externa de la piel y es donde están ácidos grasos, sudor y agua que hace que se regule el pH y se proteja de que se creen hongos y bacterias.

Los jabones dermatológicos tienen unos elementos de limpieza sintéticos y suaves a los que además añaden componentes vegetales. Es muy común en el uso de los adolescentes para cerrar esos malditos poros que siempre salen en la nariz.

Los jabones de glicerina son los los jabones que más se recomiendan en todos los casos de pieles grasas. Además de usarlo solo las personas con piel grasa, las personas que tienen piel sensible pueden usarlo porque la glicerina es suave y se adapta a la suavidad de la persona.

Otro de los beneficios de estos jabones viene directo para las personas que tienen trastornos en la piel, como ezcemas o psoriasis, en su nivel más bajo ya que un nivel alto necesita un jabón especializado como veremos más adelante, ya que su composición reduce el malestar y los picores.

Hay una clase de jabones que son recetados por un medico, los jabones terapéuticos y son jabones que están creados específicamente para combatir enfermedades de la piel como la micosis cutánea. Estos jabones hacen una limpieza muy profunda del cutis y por eso solo son para personas que realmente los necesiten ya que un uso indebido de estos jabones puede provocar una reacción totalmente contraria a lo que se espera, que suele ser una limpieza máxima.

Hay otras variedades como el jabón de leche que tiene propiedades para combatir las arrugas, el jabón de avena, que ayuda al proceso de cicatrización de las heridas o el jabón de concha de nácar que ayuda a reducir las manchas de la piel…

Hay que saber que clase de piel se tiene para saber que jabón usar ya que el uso correcto del jabón correcto puede prevenir mucho en tu piel.

Importancia de los jabones naturales

Cuando vamos a comer, cuando salimos del baño, o antes de manipular alimentos, la costumbre y la educación nos dice que tenemos que lavarnos las manos para evitar contraer virus producidos por la suciedad dérmica. La frecuencia de los lavados no es el problema, en cambio, el porcentaje de utilización de algún tipo de elemento limpiador sí que lo es. Una encuesta realizada por una famosa revista de belleza detalla la poca utilización de jabones limpiadores a la hora de lavarnos las manos. La causa más común, además de la “pereza”, es la falta de conocimiento de los beneficios de los jabones. ¿Por qué utilizarlos?

Tampoco nos olvidemos del importante uso que tienen los productos limpiadores sobre la piel facial. Según la encuesta, los jabones son más utilizados por las mujeres y están destinados a la limpieza del cutis. Según los especialistas, no solo es importante utilizar jabón para quitarnos la suciedad de las manos, sino que es esencial utilizar el jabón apropiado para evitar que nuestra piel se reseque. Además, los jabones no sólo se utilizan para las manos, sino que son muy apropiados para el cutis, sobre todo para desmaquillarse o para prevenir espinillas.

Los jabones naturales y artesanales son los más indicados para mantener el PH de la piel, además de mantenerla suave todo el día (dependiendo del número de lavados) Su elaboración casera cumple funciones específicas para nuestra piel, como por ejemplo, hidratarlas en profundidad, mantener los aceites naturales de la piel, o dotarlas de un efecto antioxidante para aumentar la elasticidad de la misma.

Una limpieza adecuada de la piel con jabones naturales, sin químicos irritantes, puede ser la forma más adecuada de prevenir irritaciones y problemas cutáneos como el acné. Pero, ¿qué jabón elegir?.

El jabón de caracol ayuda a regular y mantener el equilibro ácido/graso en la composición natural de la piel. De ahí que se intentaran crear cremas milagrosas con la famosa “baba de caracol”. También puede utilizarse como un exfoliante casero si en su composición se incluyen trocitos del caparazón del propio caracol (previamente testados).

El jabón de avena suele utilizarse normalmente como exfoliante debido a su suavidad y sedosidad, propio para pieles delicadas y sensibles. Para refrescar la piel no hay otro mejor que los jabones cítricos, indicados para pieles grasas. Hidratan y te dejan una sensación de frescor bastante agradable. El jabón de Rosa Mosqueta contiene las mismas propiedades que el aceite: regenera y repara la piel dañada.

El Aloe Vera también está muy cotizada en cuanto al cuidado de la piel. Cicatriza, suaviza, hidrata y nutre la piel para evitar problemas cutáneos, aunque su aspecto es menos estético que el de los demás jabones naturales. Y por último, pero no por ello menos importante, el jabón de Caléndula te suaviza e hidrata y está especialmente indicado para pieles delicadas y secas, bebés y niños.